Skip to main content

Encuesta revela que padres y adolescentes no hablan de cómo comportarse adecuadamente en línea

marzo

06, 2020

by coberst


Bienestar digital

A principio del año, nos dedicamos a crear una iniciativa sobre el civismo digital con el fin de fomentar en la comunidad de Roblox las habilidades necesarias para crear experiencias positivas en línea. Los padres y tutores juegan un rol fundamental en la consecución de esta meta, por lo que nos comprometimos a ayudarles a aprender más sobre el mundo digital en costante evolución y entender cómo los niños y adolescentes adaptan su comportamiento a este universo. El propósito de esta iniciativa es que los padres entiendan dónde y cuándo es necesaria su intervención.

Lo que transpare de este estudio es que los niños de hoy, tan acostumbrados al uso de la tecnología, no distinguen entre la vida real y la vida virtual: su vida digital coincide con su vida real, y para ellos es indiferente cómo y dónde pasan el rato con sus amigos. Teniendo en cuenta esta realidad generacional, es importante hablar con ellos diaria y abiertamente sobre sus experiencias y conducta en línea para construir una relación de confianza mutua que permite a las dos partes sentirse libres de debatir el tema.

Queríamos comprobar personalmente si este tipo de conversaciones se llevan a cabo entre padres e hijos. Así que en octubre, encomendamos un sondeo a SurveyMonkey en el cual se les preguntaba a 10,000 participantes en los Estados Unidos —3,571 padres de niños y adolescentes entre 7 y 17 años (edad típica de socialización y juego en línea) y 580 adolescentes— cómo describirían sus experiencias en línea.

De los resultados obtenidos se desprende que los padres creen hablar con sus hijos sobre los comportamientos adecuados en línea, pero los niños no concuerdan con ellos. Nuestro sondeo muestra que el 93% de los padres dice hablar «ocasionalmente» del tema con sus hijos; por otro lado, solo el 39% de los menores concuerda. La mayoría de los adolescentes (el 60%) afirma que solo “raramente”, “muy raramente” y “nunca” hablan del tema con sus padres.

Los padres que admiten no tener este tipo de conversaciones con sus hijos, asumen que los menores saben cómo comportarse en línea y no necesitan hablar de sus experiencias por varias razones (acceso limitado a Internet, no expresan preocupación alguna, etc.) Al mismo tiempo, los adultos están convencidos de que los hijos hablarían con sus padres en caso de tener algún problema en línea, como el cibercaso. Pero la realidad muestra que en estos casos, los adolescentes manifiestan sus preocupaciones en la plataforma o con personas ajenas a su círculo familiar.

Algunas de las preguntas sirvieron para que los padres se concientizaran sobre el tema y pensaran en involucrarse más en la vida digital de sus hijos:

“No hablo sobre el tema porque mi hijo no ha expresado ninguna preocupación. Si estuviera preocupado, hablaría con él. Tal vez necesite ser más proactivo”.

Los padres millenials se involucran más

La mayoría de los padres millenials (el 68%) se involucran más en la vida digital de sus hijos, admitiendo que “saben qué hacen sus hijos en línea”; el porcentaje disminuye en los padres Gen X y boomers (48% y 47% respectivamente).

Los padres millenials son más propensos a jugar videojuegos con sus hijos: el 37% comparado con el 29% de la generación X y 24% de los boomers.

Los estudios muestran que los padres que juegan videojuegos con sus hijos entienden muy bien cómo es la experiencia en línea, lo que a su vez ayuda a desarrollar una comunicación abierta y a resolver proactivamente los posibles problemas y preocupaciones de ambas partes. En nuestra encuesta, el 68% de los padres millenials piensa que es “muy probable” que sean los confidentes de sus hijos si tienen algún problema (comparado con el 59% de la generación X y el 58% de los boomers, que no están muy seguros).

¿Qué tan serio es el problema del ciberacoso y cómo se comportan los adolescentes que son acosados?

Octubre fue el Mes Nacional de la Prevención del Acoso en Estados Unidos y la próxima semana el Reino Unido aumentará la concienciación sobre el tema como parte de la iniciativa Semana contra el Ciberacoso. Asímismo, esta semana presentaré un estudio en la Conferencia Internacional sobre la Prevención del Ciberacoso 2019, así que quise entender mejor qué tan serio es el problema para los padres y adolescentes.

La gran mayoría de los padres (91%) lo ve como un problema grave para la gente jóven. Los jóvenes, en menor número pero aún así la mayoría, (77%) concuerda. El 22% de los padres admite que sus hijos han sido víctimas de ciberacoso y, en la mayoría de los casos (66%), el acoso ha sido recurrente; para el 47% estos actos han sido muy graves. Casi 1 de cada 5 adolescentes (19%) nos confirma que han sido acosados en línea en los últimos doce meses.

También les pedimos a los adolescentes que compartieran ejemplos de ciberacoso en línea. Para la mitad de los encuestados, burlarse de alguien en los comentarios es acoso; para el 42% ser groseros con otros jugadores o intimidar a alguien en particular en el juego. (Nota: la definición de ciberacoso implica una conducta negativa y repetitiva con la intención de molestar, incomodar o intimidar a alguien).

La información obtenida de esta encuesta es muy valiosa para los padres y tutores. Primero que todo, si su hijo ha sufrido un acto de ciberacoso y quiere hablar con usted de lo sucedido, su responsabilidad será entender muy bien la naturaleza y gravedad del acto. Escuche con empatía, ya que no se trata de juzgar; la cuestión es demostrarle al menor que está disponible para escucharlo en cualquier momento. Este comportamiento por parte de los padres sentará precedentes para casos en la vida real.

Lo mejor es ser proactivo,conversar antes de que surjan problemas ,con el fin de repararlos antes de naveguen en Internet para que entiendan la facilidad con que las personas hacen daño “ocultando su identidad detrás de la pantalla”. Los adolescentes también pueden jugar un rol importante en la vida digital de los niños, ofreciéndoles algunos consejos: “las personas desconocidas y anónimas no te pueden herir”; “bloquea o denuncia a quienes acosan y, si el comportamiento persiste, ignóralo”; “cuéntale a alguien lo ocurrido; no tengas miedo de buscar ayuda”.

Y, por fin, buenas noticias

Unas cifras alentadoras nos dan ejemplos de comportamientos positivos en línea: casi todos los adolescentes encuestados (96%) dicen que ayudarían a un amigo en caso de acoso. La mayoría afirma que “a veces” reciben la ayuda de otros jugadores, y el 41% dice que “frecuentemente” y “siempre” la reciben. Estos números demuestran que muchos niños entienden que es «cool» ser amable, y esta es la tendencia que queremos ver en nuestros estudios. Y para los padres, esperamos que la encuesta les sirva para romper el hielo en este tipo de conversaciones. Pregúntele a su hijo qué comportamiento consideran «correcto» o «incorrecto» y es posible que se sorprenda con sus respuestas.


Metodología: Este sondeo en línea fue encomendado a SurveyMonkey como parte de la iniciativa de Roblox sobre el civismo digital y se llevó a cabo del 19 al 29 de octubre de 2019 entre 10,000 adultos estadounidenses, incluidos 3,571 padres de niños de 7 a 17 años (922 de ellos son millenials) y 580 adolescentes, 430 de los cuales juegan en línea una vez al mes o más. Los encuestados para esta encuesta fueron seleccionados entre los más de 2 millones de personas que llenan las encuestas en la plataforma de SurveyMonkey cada día. Los datos se han calculado inicialmente por edad, raza, sexo, educación y geografía, utilizando la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de la Oficina del Censo para reflejar la composición demográfica de los Estados Unidos de 13 años de edad y mayor. Luego, se han calculado por edad, raza, sexo, educación, situación laboral y geografía, utilizando la Encuesta de Población Actual de la Oficina del Censo para reflejar la composición demográfica de la población con empleo de los Estados Unidos. Los datos completos se pueden revisar aquí.