Skip to main content

Información sobre las aplicaciones de chat

marzo

24, 2020

by coberst


Bienestar digital

A los niños y adolescentes les encanta salirse de la norma. Les gusta buscar libertad, tomar riesgos y experimentar. Cuando eres padre, esto es algo que aprendes rápido. Mientras intentamos ayudar a la nueva generación a desenvolverse en el mundo de Internet de forma segura, como padres también estamos aprendiendo a adaptarnos al nuevo paisaje digital.  

Inevitablemente, las reglas se ignorarán y se romperán. No creo que ningún padre espere que sus hijos no vayan a intentar saltarse las normas. Es algo que casi se puede dar por supuesto. Así que nos esforzamos en explicar claramente las consecuencias de lo que podría ir mal y participamos en la vida de nuestros hijos pequeños y adolescentes para ayudarlos a anticiparse a los problemas y solucionarlos.

En el mundo digital, eso puede ser aún más difícil. La mayoría de los juegos y plataformas sociales disponen de ajustes y funciones de seguridad para personalizar la experiencia de modo que sea apropiada a su edad.

Las funciones de chat de Roblox dependen de la edad y cuentan con filtros muy estrictos para jugadores menores de 13 años. No permitimos compartir imágenes o vídeos, y todas las comunicaciones se analizan con filtros automatizados en busca de lenguaje inadecuado. Además, 800 moderadores humanos revisan los contenidos las 24 horas, 7 días a la semana. Actualizamos nuestra tecnología de filtrado de chat cada minuto de cada día para detectar y bloquear nuevas palabras o temas inapropiados.

Sin embargo, los adolescentes ansían la libertad, y la interacción social es una parte importante de los videojuegos, razón por la que las aplicaciones de chat de terceros, como Discord, resultan tan atractivas. Estas dan a los adolescentes una forma de usar un lenguaje menos restringido y de publicar contenidos que podrían ser considerados inadecuados mientras juegan con sus amigos.

Desgraciadamente, muchas de estas aplicaciones de chat se diseñaron para un público más adulto, por lo que tienen muchas menos restricciones y están menos moderadas. Aunque esto es algo que los jugadores que quieren interactuar con sus amigos ven como una ventaja, también atrae a malas personas con malas intenciones. Los jugadores más adultos saben cómo lidiar en estos entornos, pero los más jóvenes no tanto.

Y lo que puede resultar aún más confuso para los padres es que algunas de estas aplicaciones ofrecen diseños que las camuflan como parte del juego. Sin embargo, se trata de espacios totalmente separados, con un público objetivo muy distinto y, en potencia, individuos totalmente diferentes de los usuarios reales de las diferentes plataformas de juego.

En Roblox creemos que es nuestra responsabilidad ayudar a los padres a lidiar con el a menudo confuso mundo digital. Estos son algunos consejos para entender mejor los canales de comunicación que usan vuestros hijos pequeños y adolescentes:

  • Aplicaciones de chat: Familiarizaos con todas las aplicaciones de chat que usan vuestros hijos y aprended quiénes las usan, cómo lo hacen e incluso qué funciones ofrece la aplicación.
  • Solo para adultos: Algunas plataformas populares entre los aficionados a los videojuegos están más destinadas a un público adulto, así que hablad con vuestros hijos pequeños y adolescentes sobre dónde pasan el tiempo en Internet. Por ejemplo, Discord está enfocada a usuarios mayores de 13 años, por lo que en esta plataforma probablemente se comunicarán con adultos.
  • No juzguéis: Si vuestros hijos adolescentes os hablan de contenidos inadecuados en aplicaciones de chat, escuchad y sed neutrales. Si los adolescentes sienten que los estáis juzgando o culpando, es posible que no vuelvan a comentároslo o decidan ocultaros información importante con la que podríais ayudarlos.
  • Hacedles sentir confianza, no les transmitáis pánico: Aseguraos de que vuestros hijos pequeños y adolescentes saben cómo denunciar contenidos perjudiciales. Ayudadlos en el proceso de denuncia de contenidos para darles confianza. Explicad a vuestros hijos pequeños y adolescentes que no son unos “chivatos”, sino que están ayudando a evitar que puedan hacer daño a otros niños.

Y lo que es más importante, recordad que somos sus padres: su principal fuente de apoyo, guía e información. Estad a su lado cuando os necesiten, incluso si rompen las reglas (por ejemplo, creando una cuenta sin vuestro conocimiento), porque es probable que seáis los que mejor sepáis ayudarlos a resolver un problema. Si saben que no los juzgaréis, sino que los escucharéis con empatía y los ayudaréis a encontrar una solución, estaréis creando un futuro precedente que también les será muy útil en el mundo real.